info mision

“UN SERVICIO QUE SE HACE PASTOREO”

El domingo 22 de abril la Iglesia  de  Puerto Leguízamo Solano  en el marco de El Buen Pastor, la 55 jornada de oración por las vocaciones y el día de la Tierra, con alegría celebró la ordenación de su primer diacono. A continuación las palabras de Mons. Joaquín Humberto Pinzón exhortándonos a vivir nuestro servicio como pastoreo, quien enfatizó tres aspectos del pastoreo: Un Pastor que ama, un Pastor que conoce y un Pastor que sale, en salida (Cfr. Jn 10, 11-18).

“Un Pastor que ama, un Pastor con CORAZÓN, «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estragos y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas. Él era todo corazón para con las personas, y estuvo dispuesto a ir tan lejos como hasta dar su vida por ellas. No se vio en él: un frío funcionario, no se contentó sólo con hacer su trabajo, sino, que su vida fue un continuo arriesgar su vida para defender a su oveja, es «jugarse la vida» por ellas, Vivir con actitudes de misericordia, Un Pastor con el corazón del Buen Samaritano, que ACOGE ACOMPAÑA, ANIMA.

Un Pastor que conoce, un Pastor con CABEZA, escucha, ve, hace propio el clamor de sus ovejas, Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las oveja Dios nos conoce y nos ama y nos llama hijos suyos, aquí aparece la íntima relación entre Jesús y los suyos una relación basada en la relación de Jesús con el Padre. Saberse amado por Dios es la clave que te lanza a amar tu gente, Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a él, así nos lo recuerda la segunda lectura de la primera carta de san Juan (Cfr. 1 Jn 3, 1-2). Escuchar sus clamores, ver los signos de los tiempos, y apropiarse de ellos.

Un Pastor en Salida, Un Pastor con PIES. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un solo rebaño, un solo Pastor. Los pies le dan la relación con el terreno que se pisa. Es capaz de ver más allá de las fronteras porque discierne, la voluntad de Dios que no tiene fronteras, el corazón de Dios va más allá de las divisiones que ponemos los humanos, El contexto en el que vivimos te pide un diaconado que mira más allá de las fronteras, o mejor que las relativiza en favor de las personas y del Evangelio. Un servicio planetario, capaz abrirse y abrir su comunidad a la universalidad”.

Por: P. Oscar Medina, IMC

     

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>