info mision

SUCUMBÍOS PRESENTE EN LA CELEBRACIÓN DE LOS 30 AÑOS DEL SICNIE NACIONAL

Un grupo de servidores indígenas – catequistas y algunos de los agentes misioneros que integran la pastoral indígena del Vicariato Apostólico San Miguel de Sucumbíos, han participado en la celebración del aniversario número 30 de lo que ha sido el caminar de los Servidores de la Iglesia Católica de las Nacionalidades Indígenas del Ecuador; Siendo esta la definición en sus siglas (SICNIE).

Una fiesta acompañada por el lema: “Caminando con Jesús para la construcción del Reino de Dios en las nacionalidades y pueblos del Ecuador” que fue definido bajo los aportes de los que hacen vida en estos encuentros a nivel nacional. La celebración tuvo como sede en Latacunga – Saquisili, lugar que vio nacer el SICNIE Nacional en febrero del año 1988 promovido por “el obispo de los indios”, tal como se le recuerda a Mons. Leonidas Proaño.

Esta celebración tan significativa, ha motivado hacer un recorrido en la historia de estos 30 años de caminar, surgida ante la opresión encontrada por Mons. Proaño en los pueblos indígenas de la localidad que iniciaba a acompañar como lo fue la diócesis de Riobamba, esta necesidad inspira el organizar la Iglesia que integra a los todos los pueblos en especial de aquellos pueblos originarios que también son la Iglesia de Dios.

Una propuesta de una Iglesia a la que hoy busca tener rostro propio, además estaban las motivaciones propuesta por el CELAM ante la urgencia de una renovación de la pastoral indígena en ese momento. Es por esto que durante este 2018, todo Ecuador estará siendo recorrido por un símbolo que nos recordará lo que también Mons. Proaño fue; Un mensajero con buenas noticias para todos.

La celebración contó con una participación masiva de servidores indígenas, taitas, mayores, agentes de pastoral y jóvenes que tienen el deseo de dar continuidad a esta herencia, hicieron presente grandes delegaciones de las diferentes zonas como se dividen las jurisdicciones eclesiales: Zona norte, sur, costa, centro y amazonia. Un encuentro colorido, representado en pancartas, artesanía, vestimenta, música, instrumentos e idiomas de cada nacionalidad. Donde Dios es el verbo encarnado presente en cada pueblo originario.

El programa inicio con la organización de cada stand preparado por las delegaciones, donde se podía observar aquello que los identifica y los representa a ellos y la vida de sus ancestros. Seguidamente con la instalación del altar mayor se hizo la procesión del cirio sobre una vasija que desprendía cintas de muchos colores que representan la diversidad de culturas e icono de las nacionalidades indígenas. La cual estuvo acompañada por Mons. Giovanny Paz, Mons. Julio Parrilla y Mons. Fausto Trávez, obispos que han venido caminando y guiando esta pastoral y servicio de la Iglesia Ecuatoriana.

En la onda celebrativa cada jurisdicción realizó presentaciones de tono cultural, seguido de las experiencias que como cristianos llevamos, recorriendo las calles de Saquisili y haciendo memoria de estos años de lucha por la organización, por el valor propio y por la fe. Los presentes fueron acogidos por familias que se dispusieron a ser parte de esta fiesta y de recibir en sus hogares a todos los participantes.

Ya para el cierre de la celebración se hizo la entrega de la vara que representa al “Chaquis” (Mensajero) que recorrerá las jurisdicciones eclesiales y estará acompañadas por servidores y agentes que forman parte del equipo de coordinación a nivel nacional.

Pero, ¿Qué es el Chasquis? Eran personas que llevaban el mensaje del INCA y la vara sagrada de los pueblos originarios, un símbolo de valor para guiar al pueblo con humildad, sencillez y la sabiduría del poder de Dios, expresa liderazgo y guía del pueblo, quien la posee tiene el deber de escuchar y trasmitir valor, fortaleza y ánimo a los demás, simboliza una autoridad que ilumina la vida de todos. Abarca y acoge a todos como “Buen Pastor”.

Les da consejo, perdón y amor. Compartirá la espiritualidad que guía a los pueblos que es la fuerza de la palabra de Dios, para velar por la armonía del pueblo, con esperanza de vida para todos los seres.

En la historia nos encontramos que esta ha sido, utilizada desde épocas milenaria, creada por los pueblos originarios, construida por expertos con materiales especiales, diseñada con arquitectura única según la ocasión que amerita, ocupada en diversas civilizaciones y mantenida en diferentes espacios hasta los tiempos actuales.

En esta ocasión la vara fue confeccionada en chonta, planta sagrada de los pueblos amazónicos, integrada desde la parte inferior con un casquillo metálico al pie que es la protección para asentar la vara y que en momentos de riesgo se fuese utilizado para la defensa, tres (3) anillos en su cuerpo que se dedican a tres (3) dimensiones de la espiritualidad:

Hanan pacha: cielo donde se ubican a todos los seres celestiales.

Kay pacha: tierra, donde habitan todos los seres de este mundo.

Uku pacha: Abajo, lugar de los difuntos.

Además el espacio entre los anillos, representa los principios y valores: Armonía, justicia y paz. Y en la parte superior el poder supremo de la fe católica que está grabada en Jesucristo nuestro Señor.

Este recorrido mantendrá la acción de gracia por este aniversario y Sucumbíos la estará recibiendo para el 13 de mayo del presente, haciendo un recorrido interno por las comunidades cristianas indígenas de la provincia, y entraran en sintonía por la fiesta de 30 años de pasos y caminos que ha permitido fortalecer la cosmovisión, la fe, la cultura, la lucha y la organización de cada estas comunidades.

   

Por: Danmari Mujica

Laica Misionera de la Consolata

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>