info mision

LOS MISIONEROS DE LA CONSOLATA EN LA AMAZONIA

Se reunieron en la ciudad de Tabatinga (AM), triple frontera entre Brasil, Colombia y Perú, 90 representantes de 30 congregaciones con proyectos en la perspectiva Pan-amazónica. El objetivo del encuentro, realizado del 20 al  24 de abril, fue construir lazos de comunión y fortalecer la misión de la Vida Religiosa Consagrada en la región. “Algo nuevo está naciendo en la misión en este suelo”.

En la reunión participaron cuatro misioneros de la Consolata: los padres Fernando Florez (Perú), Joseph Musito (Roraima), Jaime C. Patias, Consejero General para América y el diácono Luiz Andrés Restrepo Eusse (Ecuador). La hermana María Teresa, misionera de la Consolata en Roraima, también participó. En el territorio amazónico los misioneros de la Consolata están presentes en el norte de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Al compartir el camino de los 70 años de presencia en la Amazonia (1948-2018) se recordaron los 50 años de la muerte del P. Giovanni Calleri (1968), los conflictos, persecuciones y amenazas, así como las alegrías y conquistas. En la Región Amazónica, hoy son tres las experiencias significativas que arrojan luces para el futuro de nuestra misión: el trabajo en la Tierra Indígena Raposa Serra do Sol (Roraima), la Misión Catrimani (fundada en 1965) y el Centro de Documentación Indígena (CDI) en Boa Vista. Es significativo también el trabajo en la Amazonia colombiana (desde 1951), en Venezuela (1982), en Sucumbios (Ecuador – 2008) y en Perú (2011). Todas las experiencias que necesitan ser evaluadas y reestructuradas en el espíritu de la continentalidad. En ese sentido, las regiones IMC de Brasil y de la Amazonia (Roraima y Manaus) necesitan decidir si van a seguir como están o unir para calificar la misión.

El Proyecto Misionero del Continente América asumió, entre otras, las opciones por la Amazonía y los Indígenas. Para una congregación que tiene en su ADN la misión ad gentes es imposible estar en el Continente Americano sin colocar los pies, el corazón y la cabeza en la Amazonia. A lo largo de los años, aprendemos a caminar con los pueblos indígenas, con sus esperanzas y luchas, alegrías y conflictos, rompiendo fronteras y articulándonos como territorio en espíritu de continentalidad construyendo red con otras congregaciones y organizaciones a fines. Estamos convencidos de que este camino nos hace más fuertes y efectivos. La misión liberadora en la Raposa Serra do Sol y la misión encarnada del Catrimani, exige misioneros enamorados de la causa indígena. Es el desafío de mantener viva esas dos experiencias que dan visibilidad al carisma heredado del Bienaventurado José Allamano y valorar el Centro de Documentación Indígena (CDI).

El gran desafío es la formación de nuevos misioneros enamorados por la causa indígena y la Amazonia.

Se destacan eventos impulsores de la misión en la Amazonia, tales como el Pontificado de Francisco, la creación de la REPAM, la Encíclica Laudato sì, el Sínodo especial para la Amazonia, los diversos encuentros y procesos.

El encuentro en Tabatinga fue promovido por la Red Eclesial Pan-amazónica (REPAM) y la Confederación Caribeña y Latinoamericana de Religiosos y Religiosas (CLAR). La Amazonía y sus pueblos son fuente y vida para nuestras congregaciones. La realidad apunta a la inter congregacionalidad e inter institucionalidad en la misión en una territorialidad conectada. Nuestra presencia en la Amazonia es fermento de renovación del carisma y nos hace volver a los orígenes de la fundación.

 Sínodo para la Amazonía

El Cardenal Cláudio Hummes envió un mensaje de incentivo: “Considero muy importante y prometedor este encuentro, ya que la situación de la Pan-amazonia grita por socorro. Imposible de viajar a Tabatinga, el presidente de la REPAM, el Cardenal Cláudio Hummes envió un mensaje de incentivo: El Papa Francisco está escuchando ese grito y por esa razón él decidió convocar el Sínodo especial para la Amazonia. Todos nosotros que ya estamos en la región en vista de la evangelización estamos muy felices de esta decisión. Es el Espíritu Santo que nos convoca. La preparación del Sínodo ya está en curso, todos vamos a colaborar. El Sínodo puede ser un evento histórico que va a construir nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral. Agradezcamos a Dios este kairós que Él concede a la Iglesia misionera y pidamos que nos ilumine y dé a todos el coraje necesario de no tener miedo de lo nuevo.

 Mensaje del Encuentro de Congregaciones Religiosas con Proyectos en Perspectiva Panamazónica  

Jaime C. Patias, IMC, Consejero General para América.

 

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>