Francisco y la Iglesia colombiana han sido fundamentales para la firma de la paz

Entrevista al periodista Néstor Pongutá: Los guerrilleros son ateos pero creen en Francisco, ‘el hombre vestido de blanco’

Francisco en la Plaza de la Revolución indica que Colombia no se puede permitir otra oportunidad. (Minrex foto Ismael Francisco)

Francisco En La Plaza De La Revolución Indica Que Colombia No Se Puede Permitir Otra Oportunidad. (Minrex Foto Ismael Francisco)

(ZENIT – Roma).- El rol del papa Francisco, de la diplomacia de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal han sido fundamentales para lograr el acuerdo de paz en Colombia, aunque quedan puntos por definir y desconfianzas en quienes sufrieron la violencia. Lo indicó a ZENIT en una conversación el periodista colombiano Néstor Pongutá, tras la firma del tratado entre el Gobierno y los jefes de la guerrilla de las Fuerzas armadas revolucionarias de Colombia (FARC). Sobre el acuerdo, el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro, arzobispo de Tunja, señaló que “dicho acto debe ser un signo para aplicar de forma contundente y no un símbolo para firmar”. Y un signo claro de “que se van a entregar y destruir las armas públicamente”. Otras fuentes consultadas por ZENIT indicaron que entre los puntos por resolver están los más de 10.000 millones de dólares que las FARC tendrían en cuentas y que no serían usados para indemnizar a las víctimas.
Néstor Pongutá durante la entrevista (Foto ZENIT cc)
“El rol de la Iglesia y del papa Francisco ha sido fundamental” asegura el corresponsal en Roma. “Todo inició el 15 de junio de 2014 cuando el Santo Padre fue a visitar la comunidad de San Egidio, y ellos le entregaron una carta de jefe guerrillero Timochenko, que indicaba querer negociar. El Papa transmitió esto a la Secretaría de Estado, y se inició un trabajo con gran discreción”. Un año después, cuando ya había iniciado la negociación entre Cuba y Estados Unidos, el presidente Juan Manuel Santos estuvo en el Vaticano y “pidió nuevamente mediación” y el Santo Padre asintió. Y “se puso en movimiento la sección segunda de la Secretaría de Estado junto a la Conferencia Episcopal colombiana”, indicó el periodista. En la visita a Cuba, el Papa no quiso estar en la firma de la primera parte del acuerdo, explica Pongutá, “pero en la Plaza de la Revolución dijo ‘Colombia no puede permitirse otro fracaso’. Eso lo vieron también por televisión los guerrilleros en el monte, y ellos que son ateos creen en la figura de Francisco, como el hombre vestido de blanco”.
Declaraciones del presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana
Entretanto, reconoce Pongutá, hay muchas heridas aún abiertas, por ejemplo hay párrocos y obispos que fueron secuestrados por la guerrilla, como el obispo de Cartagena Jorge Giménez, o que vivieron la extorsión y todo tipo de engaños por parte de las FARC en sus diócesis y parroquias, y como podemos entender, ellos no les creen.
“Mejor que estar viviendo dentro de la violencia es darle el justo lugar al principal actor del conflicto, este es un paso muy grande.
Debemos aprender a ceder, aunque no todos van a quedar contentos es necesario sanar las heridas”,
El corresponsal señala un hecho doméstico pero indicativo: “Un amigo en Colombia me dijo ‘voy a reconciliarme con mi vecina con la cual no me hablo desde hace dos años… Tenemos que iniciar desde adentro”.
FUENTE: ZENIT

Cardenal Orani Tempesda celebra su cumpleaños con hermanos de la calle

Cardeal_Tempesta_com_irmos_de_rua_aniversrio_8_23062016113414El Arzobispo de Río de Janeiro (Brasil), Cardenal Orani Tempesta, celebró su cumpleaños número 66 con una especial visita y un compartir con un grupo de hermanos de la calle. Una nota de la Arquidiócesis de Río de Janeiro informa que el día 22 de junio, luego de una celebración, el Cardenal se dirigió por la noche, alrededor de las 11:00 p.m. al centro de la ciudad para encontrarse con algunos habitantes de la calle y celebrar también con ellos su cumpleaños. “Dando un bello testimonio a su rebaño en este mes de junio en el marco del Año Santo de la Misericordia” y meditando en la cuarta obra corporal de misericordia que es vestir al desnudo, “el Cardenal ofreció regalos, cobertores, leche y café, escuchó historias, y pudo conocer de cerca la realidad de quienes viven y duermen en las calles”, señala la nota de la Arquidiócesis. El Purpurado brasileño nació el 23 de junio de 1950 en la localidad de São José de Río Pardo en el estado de São Paulo. El Cardenal hizo su profesión perpetua en la Orden de los Cistercienses en febrero de 1969, fue ordenado sacerdote el 7 de diciembre de 1974. Fue designado Obispo de Río Preto en el estado de São Paulo en Brasil en febrero de 1997, recibiendo la ordenación episcopal el 25 de abril de ese mismo año. En octubre de 2004 fue designado Arzobispo de Belém do Pará hasta su nombramiento como Arzobispo de Río el 27 de febrero de 2009. El 22 de febrero de 2014 el Papa Francisco lo creó Cardenal, asignándole la sede de Santa María Madre de la Providencia y Monteverde. Fotos: Arquidiócesis de Río de Janeiro
FUENTE: aciprensa

Encuentro de Animadores Indígenas de la frontera Colombia-Ecuador-Perú

¡ANIMADORES Y ANIMADORAS DE LAS FRONTERAS, MISERICORDIOSOS COMO EL PADRE! animadores fronteras 1Del 21 al 25 de mayo de 2016 en la población de Puerto Leguízamo Putumayo-Colombia; se dieron cita 75 animadores y animadoras que mas allá de venir de diversos países: Perú, Ecuador, Colombia; de diversas etnias: Kichua, Shuar, Siona, Murui, Muina, Inga, Witoto; de diversos Vicariatos: San José del Amazonas, San Miguel de Sucumbios y Puerto Leguízamo- Solano;  los une un mismo territorio: la Amazonia; una misma fuerza: corazón Indígena; un misma agua que no divide sino que une fronteras: el río Putumayo; un mismo Espíritu: Dios Padre-Madre, Hijo, Espíritu Santo encarnado en las diversas culturas y en ella en la Amazonia, soplando Vida en Abundancia; y una misma misión: continuar descubriendo en sus vidas al Dios de la Vida que los impulsa y anima a ser catequistas en sus comunidades  siendo  testigos del Amor de Dios. Así el Vicariato de Puerto Leguízamo-Solano en coordinación con las otras dos Iglesias ya mencionadas, se dieron a  la tarea de gestionar, organizar y desarrollar el tercer encuentro tri- fronterizo bajo el lema: ¡animadores y animadoras de las fronteras, Misericordiosos como el Padre!; presidido de los encuentros anteriores -Junio y Diciembre de 2015- ¡animadores y animadoras de las fronteras, con Jesús siempre adelante! y ¡animadores y animadoras  de la Amazonía, ve, y haz tu lo mismo!. El gran protagonista de este encuentro sin duda fue el Espíritu,  ya que no solo movió corazones y buenas intenciones; también empujó a los y las catequistas que llamamos “animadores y animadoras” a dejar esposos, esposas, hijos, hijas, madre, padre, trabajo, chagra (terreno en donde se cultiva) y se embarcaran por aguas del río Putumayo  hasta por cinco días  para llegar felizmente a Puerto Leguízamo, sede del Vicariato que lleva su nombre  el pasado sábado 21 de mayo. Los agentes y el centro pastoral los acogieron por cuatro días, con el objetivo de reflexionar el valor Evangélico de la Misericordia; a fin de que lo hicieran vida en sus comunidades y entorno.  Todo  ello   en  un ambiente  de  familiaridad  en  donde  era  cotidiano   encontrarlos dialogando en torno a sus experiencias evangelizadoras dándose ánimo mutuamente y cayendo en cuenta que no estaban solos, pues las tristezas y dificultades de uno eran también dificultades y tristeza de otros. Adoptando el surco del ver, juzgar, actuar y celebrar; iniciamos nuestra navegación mirando en que consiste los acuerdos de paz en Colombia; paz que tendría que verse reflejada también en las fronteras, lugares que no han sido ajenas al conflicto. Pero también miramos como nuestras comunidades desde sus usos y costumbres  son gestores de paz; aunque en muchas ocasiones se ven contaminadas por la violencia y el odio. Posteriormente iluminamos toda esta realidad desde dos reflexiones: Misericordiosos como el Padre, y un segundo tema titulado: María, modelo de compasión, misericordia  y Consuelo para el animador y la animadora. De ello se llegó a la conclusión  que todo seguidor de Jesucristo, tendrá que encarnar las entrañas  del Padre-Madre que nos ama de manera gratuita e incondicional quitando nuestros miedos y culpas (Lc 15, 11-32). Para dar misericordia hay que experimentarla de la mano de Dios; por ello se reflexionó sobre el sacramento de la Confesión y el año jubilar; y posteriormente todos y todas entraron por la puerta de la misericordia  que Mons. Joaquín Humberto Pinzón abrió. Gracias a un nutrido número de sacerdotes y obispos invitados (Mons. Celmo Lazzari,  Vicario apostólico de San Miguel de Sucumbios y Mons. Francisco Javier Múnera,  Vicario  apostólico de San Vicente del Caguán)  también los animadores y animadoras pudieron  vivir el sacramento de la reconciliación seguido de la Eucaristía  precedida por Mons. Celmo. Finalmente recogiendo el encuentro mediante el tema “no tengas miedo, anuncia desde y con misericordia”, iluminados desde los personajes bíblicos del Profeta Jonás y el Apóstol Pablo; llegaron a la conclusión  que sus grandes temores son: no responder fielmente a su misión, no ser escuchados, equivocarse en las explicaciones y ser burlados por ello, ser callados por grupos armados, que sus comuneros se vallan a otros credos religiosos, que sus parejas los abandonen, que ellos sean infieles en su matrimonio, no tener seguridad frente a la comunidad, miedo al rechazo y a la crítica, miedo a ser un mal ejemplo. Pero también  se comprometieron con Dios y con sus comunidades a aceptar el Llamado, a no desfallecer, a ser constantes, a comprometerse de corazón por el bien comunitario pidiendo fortaleza al Señor, tener misericordia y si tropiezan levantar y echar para adelante con mas valor y entusiasmo.  Se comprometieron a tomar buena decisión, a reunir sus comunidades los días Domingos para celebrar la lectura de Palabra, investigar sus propias culturas a fondo, tener paciencia y mucha Fe para ser compasivos -misericordiosos y orar por los demás . El cierre del encuentro fue hecho por el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la congregación para la evangelización de los pueblos, quien dio ánimo a los animadores y animadoras diciendo que un papá se siente muy contento cuando visita a los hijos mas lejanos; y él se sentía feliz de encontrarse con ellos. Recordó que la tarea del animador es responder al mandato de Jesús de ir a todos los confines de la tierra llevando el Evangelio y agradeció por el testimonio de fe de los catequistas que venían desde muy lejos y que daban ejemplo de ser Iglesia Católica, es decir Iglesia Universal, pues es grandioso ver reunida en un territorio la Iglesias de tres países. Finalmente dijo “vengo a nombre del papa a visitar a sus hijos, porque son mis hijos amados de la Amazonia que están en el corazón de la Iglesia. Este e del mensaje que les invito llevar a sus comunidades”. ¡Animadores y animadoras de las fronteras, Misericordiosos como el Padre!… Galería de fotos: Fotos del Encuentro
POR: José Fernando Flórez Arias, imc
animadores fronteras

El Papa llega a Armenia para visita apostólica

RV16978_LancioGrandeEl Papa ha comenzado su viaje apostólico a Armenia en la ciudad casi trimilenaria de Erevan, situada en la parte nordoriental del altiplano que domina el monte Ararat, donde según la tradición se posó el arca de Noe después del diluvio. La capital ha pasado por fases alternas de gloria y degrado, compartiendo la suerte política del país (invasiones árabes y turcas entre los siglos VII y XI, invasión otomana y persa (siglos XV-XVIII), unificación con Rusia en el siglo XIX … En 2001 Armenia celebró un Año Jubilar con motivo del 1700 aniversario del bautismo del país en el que participó san Juan Pablo II, que con motivo de ese aniversario hizo un viaje apostólico del 25 al 27 de septiembre a Yerevan, Etchmiadzin y Khor Virap. A su llegada el Santo Padre fue recibido por el Presidente de la República, Serzh Sargsyan, además del CatholicósArmenio Apostólico Su Santidad Karekin I. También estaban presentes el Patriarca Armenio Católico Su Beatitud Grégorie Pierre XX Ghabroyan y varios obispos armenios apostólicos y católicos, junto a un numeroso grupo de fieles y diversas autoridades locales. Desde el aeropuerto de Yerevan, y siempre acompañado por el Catholicos, Francisco se trasladó en automóvil a la sede apostólica de Etchmiadzin que dista unos doce kilómetros. Etchmiadzin, con 56.000 habitantes, fundada a principios del siglo II se convierte en centro administrativo y religioso de Armenia con la proclamación del cristianismo como religión oficial del país (301-30). Narra la leyenda que la catedral fue construida en el 303 en el lugar indicado por Cristo que se apareció en sueños a san Gregorio el Iluminador; de ahí el nombre “Etchmiadzin” (donde descendió el Unigénito) . La ciudad fue capital de Armenia del siglo II al V y ha sido siempre el corazón de la Iglesia Armenia, en cuanto acoge la sede madre de Etchmiadzin. El Patriarca  Supremo y Catholicós de todos los Armenios es Su Santidad Karekin II, elegido a ese título en 1999. Comprometido en numerosas visitas apostólicas a los fieles de la diáspora armenia, ha intensificado las relaciones ecuménicas con las diversas confesiones cristianas y se ha encontrado en numerosas ocasiones con san Juan Pablo II, Benedicto XVI y con Francisco. En el año 2000 celebró una ceremonia ecuménica con san Juan Pablo II en la basílica de San Pedro que le restiuyó una reliquia de san Gregorio el Iluminador. También participó en la liturgia presidida por el Papa Francisco el 12 de abril de 2015 en ocasión del centenario del “martirio” de un millón y medio de armenios. Karekin ha promovido igualmente las relaciones con los líderes inter-religiosos y con los líderes musulmanes y ha firmado un memorando de entendimiento con la República de Armenia que regula las relaciones entre el Estado y la Iglesia (2000). El Papa y el Catholicos, bajaron de sus respectivos automóviles en las cercanías del Arco de Tiridates – el monarca bautizado por Gregorio el Iluminador- y lo atravesaron en procesión junto a un reducido grupo de dignatarios para entrar en la catedral donde les esperaban un centenar de personas. Llegados al altar del Descendimiento (del Unigénito) besaron la cruz y el libro de los evangelios y se dirigieron al altar mayor donde intercambiaron un abrazo de paz. Después de rezar juntos el Salmo 122, el Catholicóssaludó al Santo Padre que a continuación pronunció su primer discurso en tierra armenia: “Crucé con emoción el umbral de este lugar sagrado, testigo de la historia de vuestro pueblo, centro que irradia su espiritualidad; y considero un don precioso de Dios el poder acercarme al santo altar desde el cual se difunde la luz de Cristo en Armenia –dijo Francisco-  Saludo al Catholicós de Todos los Armenios, Su Santidad Karekin II, a quien le agradezco de corazón la grata invitación a visitar Santa Etchmiadzin, a los arzobispos y a los obispos de la Iglesia Apostólica Armenia, y doy las gracias a todos por la cordial y alegre bienvenida que me han deparado. Gracias, Santidad, por haberme acogido en su casa; este elocuente signo de amor dice, mucho más que las palabras, lo que significa la amistad y la caridad fraterna. “En esta solemne ocasión, doy gracias a Dios por la luz de la fe encendida en vuestra tierra, la fe que confirió a Armenia su identidad peculiar y la hizo mensajera de Cristo entre las naciones. Cristo es vuestra gloria, vuestra luz, el sol que os ha iluminado y dado una nueva vida, que os ha acompañado y sostenido, especialmente en los momentos de mayor prueba. Me inclino ante la misericordia del Señor, que ha querido que Armenia se convirtiese en la primera nación, desde el año 301, en acoger el cristianismo como su religión, en un tiempo en el que todavía arreciaban las persecuciones en el Imperio Romano”. “La fe en Cristo no ha sido para Armenia como un vestido que se puede poner o quitar en función de las circunstancias o conveniencias –subrayó el Pontífice- sino una realidad constitutiva de su propia identidad, un don de gran valor que se debe recibir con alegría, y custodiar con atención y fortaleza, a precio de la misma vida. Como escribió san Juan Pablo II, «Con el “bautismo” de la comunidad armenia, […] nació una identidad nueva del pueblo, que llegaría a ser parte constitutiva e inseparable del mismo ser armenio. Desde entonces ya no será posible pensar que, entre los componentes de esa identidad, no figure la fe en Cristo, como constitutivo esencial». Que el Señor os bendiga por este testimonio luminoso de fe, que muestra de manera ejemplar la poderosa eficacia y fecundidad del bautismo recibido hace más de mil setecientos años con el signo elocuente y santo del martirio, que ha sido un elemento constante en la historia de vuestro pueblo”. El Papa dio gracias al Señor por el camino que la Iglesia católica y la Iglesia Apostólica Armenia han recorrido “a través de un diálogo sincero y fraterno, con el fin de llegar a compartir plenamente la mesa eucarística. Que el Espíritu Santo nos ayude a realizar esa unidad por la cual pidió Nuestro Señor, para que sus discípulos sean uno y el mundo crea. Me es grato recordar aquí el impulso decisivo dado a la intensificación de las relaciones y al fortalecimiento del diálogo entre nuestras dos iglesias en los últimos tiempos por Su Santidad Vasken I y Karekin I, san Juan Pablo II y Benedicto XVI. Entre las etapas particularmente significativas de este compromiso ecuménico, recuerdo la conmemoración de los testigos de la fe del siglo XX, en el contexto del Gran Jubileo del año 2000; la entrega a vuestra Santidad de la reliquia del Padre de la Armenia cristiana, San Gregorio el Iluminador, para la nueva catedral de Ereván; la Declaración Conjunta de Su Santidad Juan Pablo II y de Vuestra Santidad, firmada precisamente aquí, en Santa Etchmiadzin; y las visitas que Vuestra Santidad ha hecho al Vaticano con motivo de grandes eventos y conmemoraciones”. “El mundo, desgraciadamente, está marcado por las divisiones y los conflictos, así como por formas graves de pobreza material y espiritual, incluida la explotación de las personas, incluso de niños y ancianos, y espera de los cristianos un testimonio de mutua estima y cooperación fraterna, que haga brillar ante toda conciencia el poder y la verdad de la resurrección de Cristo. El compromiso paciente y renovado hacia la plena unidad, la intensificación de las iniciativas comunes y la colaboración entre todos los discípulos del Señor con vistas al bien común, son como luz brillante en una noche oscura, y una llamada a vivir también las diferencias en la caridad y en la mutua comprensión. El espíritu ecuménico adquiere un valor ejemplar, incluso fuera de los límites visibles de la comunidad eclesial, y representa para todos una fuerte llamada a componer las divergencias mediante el diálogo y la valorización de lo que une. Esto impide también la instrumentalización y la manipulación de la fe, porque obliga a redescubrir las genuinas raíces, a comunicar, defender y propagar la verdad en el respeto de la dignidad de todo ser humano y con modos que trasparenten la presencia de ese amor y de aquella salvación, que se quiere difundir. Se ofrece de este modo al mundo —que tiene necesidad urgente de ello— un convincente testimonio de que Cristo está vivo y operante, capaz de abrir siempre nuevas vías de reconciliación entre las naciones, las civilizaciones y las religiones. Se confirma y se hace creíble que Dios es amor y misericordia”. “Queridos hermanos –concluyó- cuando nuestro actuar está inspirado y movido por la fuerza del amor de Cristo, crece el conocimiento y la estima recíproca, se crean mejores condiciones para un camino ecuménico fructífero y, al mismo tiempo, se muestra a todas las personas de buena voluntad, y a toda la sociedad, una vía concreta y factible para armonizar los conflictos que desgarran la vida civil y producen divisiones difíciles de sanar. Que Dios todopoderoso, Padre de nuestro Señor Jesucristo, por intercesión de María Santísima, san Gregorio el Iluminador, «Columna de Luz de la Santa Iglesia de los Armenios», y san Gregorio de Narek, Doctor de la Iglesia, os bendiga a todos y a toda la Nación armenia, y la guarde siempre en la fe que ha recibido de los padres y que gloriosamente ha testimoniado a lo largo de los siglos”. Después de rezar el Padrenuestro y de impartir la bendición, el Santo Padre se trasladó al Palacio Apostólico de Etchmiadzin, residencia del Catholicós Karekin, que alberga al Papa frente a sus propios apartamentos durante su estancia.
Fuente: Radio Vaticano

Reacciones de obispos de Colombia ante el histórico anuncio del cese bilateral

obispos firma paz Monseñor Camilo Castrellón, obispo de Barrancabermeja, celebró el anuncio del Gobierno y dijo que el acuerdo firmado ayer en La Habana indica el fin de las Farc. En un comunicado el prelado afirmó que es un compromiso de todos los colombianos el construir juntos la paz y aseguró que durante las celebraciones eucarísticas se leerá un comunicado que emitió la iglesia católica para invitar a los feligreses para que esta paz nazca en todos los corazones. “El país vive un momento difícil y es urgente desarmar los espíritus y construir todos juntos la reconciliación”, aseveró el prelado.    Descargar documento Por su parte el obispo de la diócesis de Cúcuta, monseñor Víctor Ochoa se mostró optimista por la firma de los acuerdos alcanzados por el Gobierno y las Farc en La Habana y coincidió con el obispo de Barrancabermeja en que la paz es un compromiso de todos los colombianos. “El compromiso es de todo un país en responder a procesos de reconciliación y de acciones que permitan mejorar el bienestar de los colombianos, por eso hay que apoyarlo y pedir al gobierno su compromiso social con el pueblo colombiano”. “Firmar la paz es consolidar la paz es consolidar situaciones de injusticia de pobreza, de exclusión de los campesinos es trabajar fuertemente para que nuestro país sea un país justo la necesidad de condiciones dignas de vivienda, que el país empiece a pensar no en guerra sino en construir la paz” declaró el prelado. El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve junto a la gobernadora del Valle, Dilian Francisco Toro, y el alcalde de la ciudad, Maurice Armitage, invitaron a los caleños a celebrar en la Plaza de Cayzedo la firma histórica de la paz entre el Gobierno colombiano y el grupo guerrillero. Durante la marcha el arzobispo aseveró que esta firma es el comienzo definitivo de la paz e hizo un llamado a entrelazar las manos en símbolo de reconciliación y perdón, “hoy es un día para que las victimas tengan ese respiro de esperanza y frente a la impotencia que generan los hechos de violencia, acompañar al pueblo colombiano, sin bipartidismo de alguna índole, acompañar la comunidad, la ciudadana y la iglesia en eso se identifica claramente”. Con este encuentro, la Arquidiócesis de Cali continúa apoyando la labor que se ha realizado por la construcción de territorios de reconciliación y paz. “Que viva la paz y florezca el perdón”, afirmó monseñor Darío de Jesús Monsalve, durante su intervención, invitando a toda la comunidad a sumarse al proceso de paz que cambiará la historia de Colombia. De otro lado en el Atlántico el obispo auxiliar de Barranquilla, monseñor Víctor Tamayo, exhortó a todos los colombianos a mantener una actitud positiva frente al acuerdo firmado en La Habana, esto al referirse a quienes están en la oposición. “Yo invito a todos los que están en la oposición para que analicen sus criterios, analicen sus circunstancias y seamos capaces todos de dar un paso generoso a una paz amorosa que necesitamos”, dijo el prelado. “Me alegro mucho. Con una gran esperanza abramos el corazón y la mente para que esta sea una paz duradera, que tengamos una Colombia en paz por muchos años”, subrayó.
FUENTE: CEC

Comienza en Creta el Concilio Panortodoxo

  Concilio Panortodoxo oficialLo que está ocurriendo en Creta del 20-26 de junio es, por lo que parece, la enésima representación de una división profunda que no consigue desvincularse de problemas históricos. La asamblea de Creta, nacida para reunir en un santo y gran concilio de la Iglesia ortodoxa a los obispos de todas las Iglesias autocéfalas que componen actualmente la Ortodoxia (Patriarcados de Constantinopla, Alejandría, Antioquía, Jerusalén, Moscú, Georgia, Serbia, Rumanía, Bulgaria y las Iglesias de Chipre, Grecia, Polonia, Albania, de Chequia y Eslovaquia, guiadas por un arzobispo o metropolita), deja ver de nuevo la separación entre las Iglesias de tradición bizantina y las de tradición eslava (a excepción de Antioquía). Estas últimas las más importantes numéricamente  de las Iglesias hermanas que se vinculan con Constantinopla y determinadas a hacer valer sus prerrogativas (también políticas) que desde hace siglos contraponen a Moscú y Bizancio. Pero, ¿cómo nació la idea de un concilio panortodoxo? ¿Qué importancia tiene, y cuál es su papel? ¿Quién ha hecho fracasar la iniciativa? La convocatoria del Concilio panortodoxo, según las normas canónicas, compete al Patriarcado ecuménico de Constantinopla, primus inter pares. La preparación de la máxima asamblea ortodoxa comenzó poco después de mediados del siglo pasado y en ello trabajó un Secretariado apostólico con sede en Chambésy (Suiza). A través de numerosas conferencias presinodales y reuniones por parte de distintas comisiones preparatorias, se llegó finalmente a la redacción de un documento compartido. Grandes figuras como Atenágoras y Dimitrios –que ocuparon la cátedra de Constantinopla en el siglo pasado- han trabajado en el proyecto de este concilio, pero el impulso decisivo se ha producido solo recientemente con el Patriarcado de Bartolomé I de Constantinopla. La clave ha sido la institución de un nuevo organismo: la Sinaxis de los primados de las Iglesias ortodoxas autocéfalas. La convocatoria de estas reuniones extraordinarias (iniciadas en 1992) ha dado un impulso decisivo al proceso y ha ofrecido la posibilidad de discutir temas de actualidad o de especial interés intereclesial al máximo nivel de la jerarquía eclesiástica. Precisamente la Sinaxis de 2014 permitió anunciar el Concilio panortodoxo para Pentecostés de 2016. En las Sinaxis del 21-28 de enero pasados se confirmó la decisión y se modificó el lugar de la convocatoria: no ya en Estambul (como estaba previsto), sino en la isla de Creta, en la Academia teológica local, bajo la jurisdicción del Patriarcado ecuménico. También en enero se publicaron los seis documentos preparatorios del Concilio: La misión de la Iglesia ortodoxa en el mundo contemporáneo, La diáspora ortodoxa, La autonomía (de las Iglesias ortodoxas locales) y la modalidad de su proclamación, El sacramento del matrimonio y sus impedimentos, La importancia del ayuno y su observancia hoy y Las relaciones de la Iglesia ortodoxa con el resto del mundo cristiano. De las labores preparatorias se eliminaron tres temas que no tuvieron consenso en la sinaxis: el tema de la autocefalia y su proclamación, los  «dípticos» (el grado de dignidad de las Iglesias ortodoxas) y el calendario litúrgico (la cuestión de la no contemporaneidad entre los calendarios juliano y gregoriano). El sueño de un camino sinodal en la Ortodoxia, manifestado por el patriarca de Constantinopla, parece hoy redimensionado. ¿Qué ha ocurrido? Según se acercaba la fecha de apertura del Concilio panortodoxo, han ido aumentando las tensiones y surgiendo las divergencias. Los más conservadores han criticado fuertemente las aperturas que, según ellos, se contienen en las relaciones publicadas, especialmente en relación con la Iglesia católica. La Iglesia ortodoxa de Georgia, tras haber rechazado el documento sobre el matrimonio, retiró su placettambién al documento sobre el ecumenismo. Después se alejó Bulgaria. Está todavía sin resolver además el conflicto entre el Patriarcado de Jerusalén y el de Antioquía sobre la jurisdicción canónica en Catar (que Antioquía reivindica para sí). El 25 y 26 de mayo pasados se reunió el Santo Sínodo de la Iglesia ortodoxa de Grecia para discutir las correcciones y mejoras a aportar a los documentos preparatorios del gran concilio. Pero también aquí se vieron posiciones contrarias sobre cuestiones sacramentales y sobre las relaciones con otras Iglesias cristianas, la Católica en particular. Dado que los miembros de la Ortodoxia se consideran los únicos custodios de la fe, les parece impropio utilizar para Roma el término de ‘Iglesia’. Más bien, explica el sínodo de Grecia, se pueble hablar de «confesión o, acaso, de comunidad cristiana». ¿Y Moscú? Cirilo no participa, aunque ha enviado un observador especial y un mensaje de saludo a los participantes, dirigido no al Concilio sino a Bartolomé directamente. Moscú ha declinado, según Cirilo, porque «la Iglesia rusa se ha guiado siempre por el principio de no despreciar la voz de ninguna Iglesia local» (refiriéndose a las críticas internas que han surgido tras la publicación del documento de trabajo). Y añade: «Creo en las buenas intenciones del encuentro de Creta, que puede ser un paso importante en la dirección de la disipación de las controversias que se han originado». Para Moscú, no es un santo y gran concilio sino una reunión preparatoria de un gran Sínodo que unirá a todas las Iglesias autocéfalas locales sin excepción. ¿Cuándo? Nadie sabe. Según algunos observadores, la actitud de la Iglesia rusa se debe entender sobre varios frentes. Por una parte la situación en Ucrania, donde hay tres diferentes Iglesias ortodoxas: una bajo la jurisdicción de Moscú, otra bajo la de Kiev y una tercera independiente. Está claro que el conflicto político entre Ucrania y Rusia (que ha desembocado en guerra) ha influido en las relaciones entre estas Iglesias y ha vuelto, por lo menos, embarazoso el sentarse en la misma mesa. Está además la cuestión del primado de honor que Moscú, abiertamente, disputa al Patriarcado de Constantinopla, a veces con dureza. Alexey Svetozarsky, profesor de la Academia Teológica de Moscú, en una entrevista concedida a la agencia rusa Interfax, no ahorra críticas a Bartolomé, a quien califica de «pequeño papa de Oriente». Critica durantemente la apertura ecuménica de Bartolomé. «reo» de haber participado en la entronización del Papa de Roma, de haberse reunido con él en Tierra Santa y Lesbos, y de haber sometido –según sus palabras- la Ortodoxia al Vaticano. El Concilio, en resumen, ha empezado mal y el Patriarcado de Constantinopla no ha querido escuchar las peticiones de suspenderlo o retrasarlo. Desde su punto de vista, lo que se decida y discuta tendrá valor jurídico, precisamente en virtud de camino realizado por todas las Iglesias hasta la promulgación del Santo y Gran Concilio; que es como decir que los ausentes son responsables de aumentar la división interna en la Ortodoxia, que parece haber perdido una nueva e histórica ocasión.
FUENTE: terrasanta.net

Iglesia saluda acuerdo de cese bilateral

Papa Francisco Paz ColombiaCOMUNICADO DE PRENSA

Ante la decisión de las delegaciones del Gobierno Nacional y de las FARC-EP, de firmar el Acuerdo de cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo, así como la dejación de las armas, la Conferencia Episcopal de Colombia se permite comunicar a la opinión pública: l. Reconoce este Acuerdo como un acontecimiento histórico para el país, el cual se espera que sea el primer paso para construir la paz tan anhelada por los colombianos, bajo la garantía del respeto de los derechos humanos y la promoción de la justicia en todos los rincones del territorio nacional. 2. Este paso que se está dando es el primero de muchos otros que deben acordarse en la edificación de la paz, entre los miembros de las FARC-EP y el Gobierno, con el fin de reconstruir con esperanza, respetando siempre la institucionalidad, el derecho nacional e internacional, el país que soñamos y queremos. 3. Es necesario que el Gobierno ofrezca a la opinión pública, a través de una pedagogía para la paz, una información suficientemente clara y veraz sobre los Acuerdos, de tal manera que ayude a los colombianos a superar las dudas que han generado temores frente a lo decidido. 4. Ante la dejación de las armas, es perentorio que existan protocolos claros y públicos, que informen sobre el procedimiento para la destrucción de las mismas. De igual forma, que esta destrucción se realice de manera pública. 5. La Iglesia Católica que ha estado al lado de las víctimas durante todo el tiempo de la guerra, también acompaña este momento histórico de Colombia con el propósito de seguir ofreciendo su servicio, para que los gobernantes construyan una Nación que respete la democracia, la libertad y los derechos humanos y favorezcan los procesos de perdón, reconciliación y paz. Los Obispos de Colombia invitamos a todos los colombianos a unirse en una súplica ferviente al Señor Jesús, príncipe de la paz, para que nos regale este don necesario en cada uno de los rincones del país. Asimismo, para que quienes lideran los destinos de Colombia, promuevan y defiendan caminos que dignifiquen a todos los ciudadanos y gesten una sociedad más justa y reconciliada. Confiamos este Acuerdo, y los procesos que siguen, al cuidado y protección de la Virgen de Chiquinquirá, Reina y Patrona de Colombia. + Luis Augusto Castro Quiroga Arzobispo de Tunja Presidente de la Conferencia Episcopal Bogotá, D.C., 23 de junio de 2016

FUENTE: CEC

“La misericordia limpia el corazón”, papa Francisco en audiencia general

El papa Francisco toca su crucifijo mientras lo conducen a través de la multitud durante su audiencia general inaugural, en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el miércoles 27 de marzo de 2013. Francisco pidió el miércoles que se ponga fin a la violencia y los saqueos relacionados con el golpe de estado del fin de semana en la República Centroafricana, en su primera apelación de ese tipo por la paz desde que se convirtió en papa. (AP foto/Andrew Medichini) La curación del leproso narrada en el evangelio de san Lucas  y el significado de su acto y de su súplica, “!Señor  si quieres, puedes limpiarme!” han sido el tema de la catequesis del Papa Francisco durante la audiencia general de los miércoles celebrada en la Plaza de San Pedro y en la que han participado, sentados al lado del Santo Padre, un grupo de refugiados llegados a Italia. El leproso, como explicó el Pontífice, no pide solamente a Jesús que le cure sino que le “limpie”, que lo purifique completamente en su cuerpo y en su corazón porque la lepra se consideraba una suerte de maldición divina, de impureza profunda. El leproso tenía que estar lejos de todos; no podía entrar en el templo ni participar en culto alguno. “Lejos de Dios y lejos de los hombres –dijo Francisco- Que vida tan triste llevaba esta gente”. Sin embargo, el leproso no se resigna ni  a la enfermedad ni a las normas que  hacen de él un  marginado. Para llegar a Jesús, no teme quebrantar  la ley y entrar en la ciudad,  aunque lo tuviera prohibido y cuando lo encuentra se arroja a sus pies, rogándole: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”. “Todo lo que este hombre considerado impuro hace y dice es una expresión de su fe –señaló el Santo Padre- Reconoce la potencia de Jesús: está seguro de que tiena la potencia para sanarlo y de que todo dependa de su voluntad. Esta fe es la fuerza  que le ha permitido  romper todas las convenciones y buscar el encuentro con Jesús y, arrodillándose delante de él, lo llama “Señor”. La súplica del leproso muestra que cuando nos presentamos a Jesús, no es necesario echar largos discursos. Bastan  pocas palabras, siempre que vayan acompañadas por la plena confianza en su omnipotencia y en su  bondad. Confiarse a la voluntad de Dios significa, de hecho, abandonarse a  su infinita misericordia”. Francisco reveló entonces que todas las noches antes de acostarse repite esas mismas palabras:”Señor, si quieres puedes limpiarme” y reza cinco padrenuestros, uno por cada una de las llagas de Cristo, “porque Jesús nos purificó con sus llagas” –dijo-  e invitó a todos a hacer lo mismo. “Jesús –prosiguió- se siente  profundamente afectado por este hombre. El evangelio de Marcos hace hincapié en que “tuvo compasión, extendió la mano, lo tocó y le dijo,” Quiero, queda limpio”. El gesto de Jesús acompaña sus palabras y hace que la enseñanza sea más explícita. Contra lo dispuesto en la Ley de Moisés, que prohibía acercarse a un leproso Jesús extiende su mano, e incluso lo toca. ¡Cuántas veces nos encontramos con un pobre que viene a nuestro encuentro! Podemos ser generosos, podemos tener compasión, pero por lo general no lo tocamos. Le damos una moneda… pero evitamos darle la mano. ¡Y nos olvidamos de que aquel es el cuerpo de Cristo! Jesús nos enseña a no tener miedo de tocar a los pobres y los excluidos, porque Él está en ellos. Tocar a los pobres nos puede limpiar de la hipocresía e inquietarnos por su condición”. “Hoy me acompañan estos chicos –añadió señalando a las personas sentadas junto a el- Tantos piensan de ellos que sería mejor que se hubieran quedado en su tierra, pero allí  sufrían tanto.Son nuestros refugiados, pero tantos los consideran como excluidos. ¡Por favor, son hermanos nuestros! El cristiano no excluye a nadie, da cabida a todos, deja que vengan todos”. Después el Papa señaló dos aspectos más de la curación del leproso: Jesús le dice que no se lo cuente a nadie pero le pide que vaya donde el sacerdote del templo y le entregue la oferta establecida para su limpieza -como Moisés prescribía- para dar testimonio. “Esa frase de  Jesús muestra al menos tres cosas. En primer lugar, la gracia que actúa en nosotros no busca el sensacionalismo. Por lo general se mueve en silencio y sin fanfarria. Para curar nuestras heridas y guíarnos por el camino de la santidad trabaja moldeando pacientemente nuestros corazones a medida del corazón del Señor, de manera que asumamos  cada vez más sus pensamientos y sentimientos. En segundo lugar, haciendo constatar oficialmente la curación a los sacerdotes y celebrando un sacrificio expiatorio,  el leproso es readmitido en la comunidad de los creyentes y en la vida social. Su reinserción completa su  curación. Como él mismo había suplicado, ahora está completamente limpio. Por último, presentándose  a los sacerdotes el leproso da testimonio de Jesús y de su autoridad mesiánica. La fuerza de la compasión con la que Jesús curó al leproso llevó la fe de este hombre a abrirse a la misión.Era un excluido, ahora es uno de nosotros”. “Pensamos en nosotros mismos, en nuestras miserias, cada uno en la suya … Pensemos sinceramente.¡Cuántas veces las tapamos con la hipocresía de los “buenos modales”!. Entonces es  cuando  necesitamos  estar solos,  arrodillarnos ante Dios y rezar: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”. Y hacedlo todas las noches antes de acostaros y ahora –concluyó invitando a toda la Plaza- digámoslo juntos tres veces: “Señor, si quieres, puedes limpiarme”.
FUENTE: news.va – FOTO: AP/Andrew Medichini

“La firma de mañana no debe ser sólo un símbolo”, Mons. Castro

mons. castro cubaAnte el anuncio del gobierno nacional sobre la firma del último punto de acuerdo de los diálogos de paz que se adelantan en La Habana, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, arzobispo de Tunja y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, manifestó que dicho acto debe ser un signo para aplicar de forma contundente y no un símbolo para firmar. Manifestó que es un momento importante en la vida del país y que por lo tanto no debe quedarse en una manifestación ambigua. “Se necesita un signo claro donde la mesa dé la seguridad de que efectivamente y no simbólicamente, se van a entregar y destruir las armas públicamente”, manifestó el arzobispo. Monseñor Castro dijo que el país está angustiado por la voces que dicen que la guerrilla puede volver a tomarse las ciudades, por esa razón insistió en que hay que darle la seguridad a los colombianos de que se está hablando de un signo real, que se vean inmediatamente los efectos de este acuerdo para tranquilidad de los colombianos y para que vean que sí se puede apoyar la paz. Por último, el presidente de la Conferencia Episcopal solicitó al gobierno claridad frente a éstos últimos puntos que se están firmando porque son verdaderamente decisivos y espera que se tenga la valentía para cumplir con lo que se firme en la Habana. El prelado viajará mañana a Cuba para acompañar al presidente Juan Manuel Santos
FUENTE: CEC

Encuentro de Pueblos Indígenas – Frontera Brasil, Colombia y Perú

000005-1024x678

Carta Compromiso

Reunidos en Tabatinga/ Estado de Amazonas/ Brasil, los días 7 al 10 de Junio de 2016, en un encuentro de diálogo para definir una agenda común en defensa de la Amazonía y de sus pueblos, 91 personas, entre líderes indígenas y agentes de la Iglesia de la triple frontera de Brasil, Colombia y Perú. Contamos la presencia de participantes de los pueblos Kambeba, Miranha, Kaixana, Kokama, Ticuna, Matis, Mayoruna, Kulina, Kanamari, Marubo, Yagua, Uitoto, Bora y Kichwa y de los delegados del Vicariato de San José del Amazonas en Perú, del Vicariato de Leticia de Colombia, y de la Diócesis del Alto Solimoes de Brasil, del CIMI, del Equipo Itinerante, proyecto misionero de la CRB, de las Congregaciones Religiosas (Maristas, Franciscanas, Ursulinas, Lauritas, Capuchinos, OFM, Cónegas y Jesuitas), de las Cáritas (Brasil, Norte I, Colombia, Ecuador y España) y de la Red Eclesial Panamazónica REPAM (eje pueblos indígenas, eje de Iglesias en Frontera, eje de formación y métodos pastorales, eje de comunicaciones, eje de redes internacionales, REPAM Nacionales de Brasil, Colombia y Ecuador, y del comité ejecutivo y su equipo del secretariado). Fue muy positiva la presencia cercana y activa de los Obispos de Leticia y del Alto Solimoes durante el encuentro. Estuvieron presentes líderes indígenas de Río Negro/Brasil de los pueblos Baniwa y Arapazo representando a las organizaciones Foreeia y la Umiab, y profesores de las universidades brasileñas Federal de Amazonas y la Estatal de Amazonas. Durante el encuentro organizado a partir de mesas de diálogo entre los líderes indígenas y los representantes de la Iglesia católica en torno a los temas de territorio (tema central), cultura, educación escolar indígena, desafíos de la frontera y alianzas para compartir las diversas espiritualidades y vivencias religiosas representadas por los participantes, se realizó un análisis conjunto de la realidad de la región fronteriza y de la Panamazonía destacando los principales desafíos socio-ambientales, principios orientadores de la presencia y actuación de la Iglesia con los pueblos indígenas, y estrategias de acción para responder a estos desafíos. Principales Desafíos
  • Defensa del territorio frente a las leyes que amenazan los derechos de los pueblos, los megaproyectos de infraestructura y explotación económica como las hidroeléctricas, hidrovías, carreteras, minería, extracción de gas, petróleo y madera, deforestación para emprendimientos de monocultivo agrícola y la crianza de ganado, así como también frente a los impactos sociales provocados por actividades ilícitas como el tráfico humano y el narcotráfico.
  • El desafío del fortalecimiento cultural considerando la reproducción de formas de dominación, emigración de los jóvenes, prácticas productivas inadecuadas, las dificultades económicas, la pérdida del uso de la lengua materna, y otras expresiones culturales, los cambios en los hábitos cotidianos, uso inadecuado de las tecnologías, alcoholismo, la discriminación en general, presencia negativa de algunas expresiones de iglesias y sectas, impactos negativos por los modelos de atención en salud y educación que no respetan la identidad cultural.
  • El desafío de fortalecer los proyectos de vida alternativos ante los grandes intereses económicos y políticos, y de autonomía de los pueblos indígenas, esto a través de procesos de formación social y política.
Orientaciones para la colaboración de la Iglesia/REPAM con los pueblos indígenas Ser una Iglesia con una presencia cercana, que conoce la realidad, que comprende a los pueblos indígenas, que camina junto a las comunidades, que contribuye con la conservación y valorización de la propia cultura, que apoya la formación social y política, que sea espacio de interacción y participación, compañera, aliada y solidaria, que esté cultural y espiritualmente encarnada y no impuesta y a espaldas del pueblo, que sea transgresora del orden opresor, con valentía y compromiso. Una Iglesia con rostro Amazónico. ESTRATEGIAS DE ACCIÓN CONJUNTA Propuestas Generales Crear una comisión/espacio de la triple frontera para articular y responder a los mayores desafíos del territorio Garantizar la presencia de jóvenes en las comisiones. Enviar los materiales y relatorías de este encuentro. Confirmar la estructura de la comisión animadora. Territorio Fortalecimiento y creación de procesos formativos en materia de políticas públicas, conocimiento de las legislaciones respectivas que los afectan en los distintos niveles (local, nacional e internacional; protección de derechos indígenas (especialmente consulta previa 169 OIT), y defensa del territorio (mega-proyectos, etc.). Conocer, acompañar y exigir las recomendaciones de las organizaciones internacionales han hecho a los países en relación al territorio y los pueblos indígenas. Tener una recopilación de las legislaciones nacional e internacional para la garantía de derechos de los pueblos indígenas Favorecer y acompañar las estrategias de movilización para la defensa de los derechos indígenas en perspectiva de triple frontera. Promover un encuentro para discutir estrategias sobre la protección de los pueblos aislados. Realizar un encuentro de pueblos divididos por fronteras (Tikuna, Kokama, Matses y Yagua) Una Red de Comunicación internacional: parroquias, diócesis, vicariatos, organizaciones indígenas Replicar la experiencia de este encuentro entre los pueblos con sus iglesias locales Cultural Promover acciones que incidan para incorporar en el sistema de educación escolar indígena los elementos de su identidad cultural, y fortalecer lo que ya está siendo exitoso en perspectiva de tiple frontera. Ejemplo: calendario escolar con calendario de la comunidad Favorecer encuentros de pueblos indígenas divididos por las fronteras (Ejemplo Tikuna, Kokama y Yawua). Encuentro de jóvenes de las tres fronteras para discutir los impactos culturales y la pérdida de identidad que los están afectando (migración, tecnología, música, prácticas productivas, etc.). Desarrollar estrategias concretas para fortalecer los conocimientos tradicionales en salud (medicina tradicional) e identidad cultural – encuentro de espiritualidades indígenas respetando las culturas Fortalecimiento de los planes de vida propios  Promover la autonomía económica de los pueblos desde la continuidad de tradiciones sustentables en la pesca y caza para superar el paternalismo. Incentivar, ampliar y dar a conocer la propuesta de trabajo de las aulas vivas de (alimentación, proyecto de vida, salud, etc.) FUCAI. Tabatinga, 10 de Junio de 2016.