info mision

EL ROSTRO FEMENINO DE LA MISIÓN SE LLAMA MARÍA, BAJO LA ADVOCACIÓN DE “CONSOLATA”

  El padre José Allamano al fundar el Instituto misionero de las hermanas misioneras de la Consolata, no escatimó en decir que la verdadera fundadora era María Santísima bajo la advocación de la “Consolata”(cfr. “Los quiero así”, Espiritualidad y pedagogía misionera, Instituto misiones Consolata, 1° ed.,2009, p.222) pero, ¿por qué el padre José Allamano siendo un sacerdote diocesano, siendo el párroco de una iglesia local le vino tal idea y de alguna forma involucró a María en esta obra evangelizadora? Las páginas de un libro de historia nos podrían hacer entender muy bien el contexto en el que el padre se movía en ese entonces y lo que realmente lo inspiró de tal manera a fundar un instituto misionero mariano. mc - INES Y GLORIA Pero este no es el caso, el caso es que si decimos que la misión tiene un rostro femenino llamado “la virgen Consolata” es porque José Allamano así nos lo dejó como herencia y legado. Ese amor tan grande que sentía por ella no pudo expresárselo de otra manera que fundando un instituto misionero, pero, me pregunto ahora: ¿Quién enamoró a quién? ¿María santísima a José Allamano o José Allamano a María santísima? Lo único cierto de esta historia de amor es que de esta relación divina nacimos nosotros: Los misioneros y las misioneras de la Consolata y que nosotros como buenos hijos crecidos, adultos, les hemos hecho un bello regalo a nuestros queridos papás: un nietecito que son los laicos misioneros de la Consolata. ¿Qué más y mejor familia que esta? Una gran familia que a lo largo de los años, más de 100 por cierto, se ha encargado no solo de anunciar y divulgar el evangelio por todas las naciones sino que también se ha encargado de difundir la devoción a María a tal punto de querer adoptar hijos para su seno materno. María no solo es la Madre de Dios, inspiradora y modelo único de consagración para cada miembro de la familia, sino es algo más: es la mujer que le da ese toque femenino a la misión y de la cual todos quedamos encantados y admirados, nos sentimos amados y nunca abandonados. Deseo de corazón que en verdad todos nosotros sigamos fielmente llevando este nombre con orgullo y excelencia como siempre fue el deseo de nuestro padre fundador: “Cuando ustedes van por la calle, la gente no dice: “son los misioneros o las misioneras”, sino: “son los Misioneros o Misioneras de la Consolata. (…) Lo repito, debemos estar santamente orgullosos de pertenecer a la Virgen bajo este título que muchos envidian (…). El nombre que llevan debe animarlos a convertirse en lo que deben ser.”(Ibid.: p. 223) Gracias Madre santa por estar con nosotros, gracias por habernos querido en tu seno materno, gracias por haberte hecho lo que eres hoy para todos y cada uno de nosotros: la Madre Consoladora. Santísima Virgen Consolata: ¡ruega por nosotros! Hna. Gloria Nayibe Ospina Fuente: Blog MC

XVI Domingo Tiempo Ordinario – Lucas 10,38-42

Para Reflexionar, Orar y Compartir el Evangelio del Domingo

Hermanos Paz y Consolación La Palabra de Dios , especialmente el Evangelio debe ocupar un lugar privilegiado en nuestra vida misionera. Para los Cristianos y con mayor  razón para nosotros, la Liturgia de la Palabra del Domingo nos  va dando las orientaciones que nos permiten  colaborar junto con el pueblo de Dios en la Construcción de su  Reino. Les comparto  una pequeña ayuda a través de una guía para reflexionar, orar y compartir el Evangelio de cada Domingo. Lo pueden hacer personalmente y ojala compartirlo en  comunidad. Espero que les sea útil y nos ayude a crecer en el Seguimiento de Jesús y el  Anuncio de su Buena Noticia

ARMANDO OLAYA, IMC – Superior Regional

Marta y María Introducción: Algunos pasos a tener presente:  Comenzar con un momento de oración para disponer cuerpo, mente y corazón a la acción del Espíritu Santo  Leer cuidadosa y amorosamente el texto Bíblico  En lo posible seguir los pasos indicados  Escribir lo que retenemos importante  Terminar con una oración que surja del encuentro con el Señor a partir del texto Bíblico  Buscar un espacio para compartir con la comunidad 1. Lectura del texto de la vida ¿Que acontecimientos personales, comunitarios, sociales, me llama la atención de este ultimo tiempo? ¿En que sentido? 2. Leer y estudiar el texto Bíblico para conocer a quien queremos Amar y Anunciar  ¿En qué contexto sucede este episodio?  ¿Frente a la presencia de Jesús que visita esta familia, que hace Marta y que hace María? ¿Que revelan esos dos “que-haceres”?¿Cómo los valora Jesús?  ¿A qué se puede referir Jesús cuando afirma que, “una sola cosa es necesaria”?  ¿Cuál era la “mejor parte” que María escogió y que no le será quitada?  ¿Dónde quiere Lucas poner el acento en la ma-nera de trasmitirnos este episodio de la visita de Jesús a sus dos amigas? 3. Dejar que la Persona de Jesús ilumine mi vida.  ¿Como ves en tu vida de amigo de Jesús esos “dos que-haceres”? ¿Cómo los valoras en tu propia vida y en la vida de tu comunidad local?  ¿Qué diría Jesús a tu manera de relacionarte con Él?  ¿La manera como vives el Seguimiento de Je-sús, te está permitiendo apuntarle a “lo único necesario”? 4. El encuentro con Jesús provoca una nueva re- orientación de mi vida De este episodio, ¿surge alguna orientación nueva para tu vida de Discípulo Misionero de Jesús? ¿Como la puedes acoger? 5. ¿Qué me gustaría expresarle al Señor, fruto de este encuentro con El?

“¡Ah, la Escritura! ¡Mas la leemos, más se estudia, más uno la ama y la disfruta!” (José Allamano)

FORMADORES Y SUPERIORES IMC DEL CONTINENTE AMERICANO REFLEXIONAN JUNTOS SOBRE LA FORMACIÓN

IMG_8355El cuarto día del encuentro continental de formadores IMC de América, después de reflexionar tres días el camino de cada una de las comunidades formativas en Argentina, Brasil, Colombia, México y Venezuela, se unieron los superiores de las circunscripciones para reflexionar juntos el proceso formativo. En un primer momento, fue presentado el trabajo realizado en los tres días anteriores por los formadores, con las conclusiones acerca de las etapas formativas: acompañamiento AMJV, propedéutico, filosofía, noviciado y teología. El P. Salvador Medina hizo una panorámica de lo que los distintos encuentros del Consejo Continental (Toronto en 2012, Buenos Aires en 2013, Bogotá en 2014, Sao Paulo en 2015) hablaron y decidieron sobre el acompañamiento de la AMJV y la formación. Entre los superiores y formadores se realizó un diálogo, donde se discutieron y se hizo resonancia de algunos puntos significativos acerca del proceso formativo. Por la tarde, iluminando el camino el diácono Owino Odhiambo, maestrando en educación en Medellín, compartió acerca del proceso práctico de la interculturalidad, tan importante para nuestra vivencia en el Instituto. En seguida, el P. Fernando Patiño, administrador de la Región Colombia-Ecuador, reflexionó acerca de la economía para la comunión en la formación, abriendo diálogo para pensar los procesos de automantenimiento y que nuestras parroquias y comunidades asuman misioneramente esta responsabilidad de formar para la misión. Se clausuró el día con la Celebración Eucaristía y un encuentro de compartir con Mons. Luis Augusto Castro, imc, arzobispo de Tunja y presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana, acerca de la riqueza del Instituto que es la interculturalidad, fortaleciendo el compromiso de ir siempre más allá de las fronteras y trabajando para  reintroducir la misionología en los seminarios y universidades para formar y animar los cristianos a ser misioneros. El encuentro de formadores continuará hasta 16 de julio, con el fin de elaborar el documento final de la formación en América, desde los aportes del documento de Buenos Aires y del encuentro de estos días en Bogotá. Por su lado, el Consejo Continental, conformado por los superiores de las seis circunscripciones de América (Amazonía, Argentina, Brasil, Colombia-Ecuador, EE.UU-Canadá-México y Venezuela), que comenzó hoy, irá hasta el día 21 de julio, en el Centro de Misión y Culturas, en Bogotá (Colombia). Escrito por: Julio Caldeira, imc NOTA: Todas las fotos del encuentro están disponibles en FLICKR

Encuentro continental de los formadores IMC de América

IMG_5645Están reunidos en el Centro de Misión y Culturas, en Bogotá, del 11 al 16 de julio de 2016, dieciséis misioneros de la Consolata de siete nacionalidades  para el encuentro de formadores del continente americano, con el objetivo de recoger las experiencias formativas que se están llevando en los países y revisar el documento elaborado en 2013 en Buenos Aires, para desde ahí actualizarlo y trazar líneas de formación desde el continente para la formación a la misión ad gentes. Participan del encuentro los padres Mauricio Guevara (Argentina), Job Mbutu, Urbanus Mulati y Francisco López – Paco (Brasil), Stephen Ngari (Amazonía – Brasil), Andrea Bignotti (Venezuela), Daniel Wolde (México), Armando Olaya, Angelo Casadei, Adalberto López, Genaro Ardila, Ricardo Bocanegra, Kennedy Kimathi, Venanzio Mwangi y Diác. Beni Nzung´Aloets (Colombia-Ecuador) y el P. Salvador Medina (Consejero General). El padre Armando Olaya, actual superior de la Región Colombia-Ecuador y coordinador el equipo continental de formación, dice que este es “un momento inspirador del proceso formativo en América que inició con el encuentro de formadores realizado en Buenos Aires, en julio de 2013, donde se trazaron las actuales líneas formación desde el continente y para formar a la misión ad gentes”. Recordó que ahí nació el documento de Buenos Aires, inspirando la conformación de dos comunidades apostólicas formativas (CAF), en Mendoza (Argentina) y en Cali (Colombia)”. Afirma que “el documento continúa siendo inspirador, pero que adolece en algunos aspectos, algunas realidades han cambiado, hay que recurrir las experiencias que se realizadas y con miras al Capítulo General del próximo año, con el camino más consolidado desde el continente hemos pensado que este sería el momento oportuno para encontrarnos para revisar y actualizar el documento de Buenos Aires. Vamos a recorrer las experiencias de cada etapa, reorientarlas y actualizarlas”. Padre Francisco López (Paco), formador del seminario teológico en Brasil, resalta que “el objetivo que tenemos como formadores es buscar, desde las experiencias que llevamos, mejorar la formación y realizar este proyecto que sea para todo el continente, teniendo presente toda las exigencias de la misión y desde las opciones misioneras que tenemos como Instituto en América; es necesario formar para responder a estas opciones, sin perder de vista el formar para el Instituto y la misión universal de la Iglesia. Nuestras expectativas son delinear el proyecto que nos ayude en esta formación en el continente y para el continente”. El consejero general y responsable por el continente América, P. Salvador Medina, reconoce que “colocar un tren en movimiento no es fácil, pero me parece que este tren (encuentro) se está moviendo rápido. Supongo que por tres motivos: primero, por un buen programa previo anunciado a todos y así todos sabían a que venían; segundo, una buena disposición de todos, donde se ve que todos están preparados; y tercero, porque la oración de inicio del encuentro nos puso en marcha y motivó nuestra participación desde el primer instante”. Su expectativa es que “el documento de Buenos Aires (de 2013), junto con el documento que salga de aquí será el mapa-guía para los próximos pasos de la formación en el continente. Este documento debe enriquecer el de Buenos Aires: realidad, conformación de las comunidades, metodología, contenidos, etc. Que sea un documento dinámico conformado de tanto en tanto para complementar la Ratio Formaciones del Instituto, que sigue siendo una inspiración, pero que en la realidad que vivimos deben ser revisados continuamente, readaptados  y reinventados”. Para el buen caminar del encuentro fueron elegidos como coordinadores los padres Adalberto López y Venanzio Mwangi, y para la secretaría, responsable en realizar la síntesis diaria y el documento final, los padres Andrea Bignotti, Francisco López y Genaro Ardila. Los dos primeros días de trabajo están dedicados a compartir el camino del proceso formativo: propuesta vocacional, acompañamiento, discernimiento y toma de decisiones; etapas del propedéutico, filosofía, noviciado, teología; y todo el proceso de formación continua. En el último día del encuentro estarán presentes los superiores de Brasil (Sur y Amazonía), Canadá y Venezuela, puesto que el encuentro de los superiores de América se realizará del 14 al 21 de julio en Bogotá. Fotos del Encuentro: Flickr Escrito por: P. Julio Caldeira / Fotos: Padres Stephen Ngari y Julio Caldeira

Puerto Leguízamo, en medio de dificultades mira el futuro con esperanzas

Nota Vicariato de Puerto Leguízamo

Con apenas tres años esta jurisdicción está dando sus primeros pasos, aseguró su Vicario Apostólico, monseñor Joaquín Humberto Pinzón Guiza, I.M.C. La realidad de este territorio solo se puede comprender conociendo su contexto geográfico. Es un vicariato que posee tres realidades: amazónico, fronterizo e indígena. En este contexto el vicariato cuenta con 5 parroquias, 12 sacerdotes y 8 religiosas. Aparentemente estas cifras hablan de un número cómodo para la atención de las comunidades, pero al contrastar con las distancias entre cada parroquia la visión de esta realidad cambia completamente. Por ejemplo, para llegar a una de las comunidades desde la parroquia Catedral se debe surcar el río durante dos días y es que los únicos medios de transporte son por vía aérea o a través del río. Ambos muy costosos. A nivel social la realidad no es menos compleja. Es un territorio abandonado por el Estado. “Las políticas del Estado solo las vemos por televisión, claro en los pocos lugares donde llega la televisión”, asegura el prelado. Este territorio también tiene que lidiar con ausencias básicas, por ejemplo sólo se cuenta con un hospital de un solo nivel y una educación que alcanza el bachillerato, pero que tiene grandes vacíos formativos. Desde sus posibilidades, la Iglesia ha intentado ayudar a lidiar con estas carencias. Monseñor Pinzón Guiza explica que se tiene programas que buscan complementar la formación de niños, padres de familia y maestros. “En salud es muy difícil ayudar debido a los escasos recursos que tenemos”, complementó. Esta Iglesia, al igual que otros vicariatos están a la espera de se concretice una ayuda que les permita seguir caminando hacia un mejor más prometedor.
MONSEÑOR JOAQUÍN HUMBERTO PINZÓN GUIZA, I.M.C.
Fuente: CEC

Vocaciones y obras sociales, necesidades en San Vicente del Caguán

Realidad San Vicente del Caguán

El prelado comentó que una de las preocupaciones es el sostenimiento de los sacerdotes y los religiosos en este territorio. Resaltó la colaboración que ha recibido de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y las Iglesias de Estados Unidos y Europa, sin embargo afirmó que todavía se necesita ayuda. “Necesitamos sostener la obra evangelizadora y las obras sociales, como por ejemplo 5 obras educativas que necesitan de ayuda”, aseguró. Otro de los desafíos está en la urgente necesidad de fortalecer la Pastoral Juvenil y Vocacional. Una pastoral que tenga como base la vida familiar, explicó el religioso perteneciente a la Comunidad de los Misioneros de la Consolata,  “Estamos muy urgidos de fortalecer una pastoral juvenil y vocacional que tenga como base la vida familiar. Sin una vida familiar sólida y una pastoral juvenil y vocacional no será posible tener vocaciones propias y siempre estaremos dependiendo de las vocaciones de otras diócesis”. En relación al panorama de orden social destacó que en este sector se ha evidenciado un desescalamiento de la violencia y lo que ahora se vive es un momento de expectativa por los diálogos de paz. Si bien este panorama exige prontas ayudas, este territorio se prepara para subir un peldaño en sus 30 años de existencia. Según manifestó monseñor Múnera Correa se “ha dado los primeros pasos” para convertirse en diócesis. “Es un camino trazado que tenemos que hacer con unos pasos muy concretos”, afirmó el prelado.
ENTREVISTA MONSEÑOR FRANCISCO JAVIER MÚNERA CORREA, I.M.C. 

Más datos del Vicariato Apostólico de San Vicente del Caguán y hierarchy.org
Fuente: CEC

Asamblea Nacional de los Laicos Misioneros de la Consolata – Colombia

portada webLos días 2 y 3 de julio de 2016, en Jamundí, acogidos por la comunidad de Cali, treinta laicos misioneros de la Consolata están reunidos para su XIII Asamblea Nacional laicos misioneros de la Consolata (LMC) de Colombia. Con el lema “Los LMC, testigos de la misericordia del Padre”, asisten a la Asamblea laicos provenientes de las comunidades de Bogotá, Bucaramanga, Cali y Medellín; participan también un laico de Manizales para conocer el camino, dos sacerdotes y un religioso profeso de Teología de los misioneros de la Consolata, y una hermana misionera de la Consolata. Primer día Con la llegada de los participantes, la Asamblea inició con la oración guiada por los LMC de Cali. En seguida, iluminados por el lema, el P. Julio Caldeira compartió acerca de los LMC que deben reconocerse discípulos, testigos y misioneros de la misericordia de Dios desde el llamado que recibimos de Jesús y fortalecidos por el carisma de la familia Consolata, del cual los LMC son uno de los sujetos carismáticos, como lo son los padres y hermanos misioneros, las hermanas misioneras y los jóvenes misioneros. Por la tarde el equipo de revitalización y reestructuración reflexionó acerca del perfil del LMC, sistematizado en el I encuentro continental americano del LMC realizado en 2010, en Brasil. Los cinco puntos del perfil son: devoción mariana, teniendo a la Virgen Consolata como Madre, modelo y guía; estar disponible a la misión ad gente como acción apostólica; asumir el laicado misionero de la Consolata como vocación ad vitam; estar dispuesto a la formación allamaniana, descubriendo a Jesús en el otro, dando testimonio de vida; compartir el carisma y la espiritualidad (oración, Eucaristía y espíritu de familia). Seguidamente se realizó un trabajo en grupos por localidades y plenaria, reflexionando acerca de los retos que dejan a la vida y misión de LMC. Concluimos la jornada con la celebración eucarística preparada por los LMC de Bogotá y presidida por el P. Julio Caldeira, y un compartir misionero festivo organizado por la comunidad LMC de Cali. Segundo día Este día comenzó con la oración guiada por los LMC de Medellín. Por la mañana, se presentaron los informes del equipo coordinador y de las localidades de Medellín, Cali, Bogotá y Bucaramanga, bien como el bello compartir del testimonio misionero de Danmari Mujica (LMC venezolana que está actualmente en Sucumbíos, Ecuador). Por la tarde el P. Venanzio Mwangi, imc, compartió acerca de la “espiritualidad misionera del laicado”, desde la importancia de tener una auténtica vida según el Espíritu, con el fin de asumir el compromiso que buscamos realizar a cada día. También se compartió el trabajo que se está llevando adelante por la Comisión de Revitalización y Reestructuración (CRR) recordando el camino de nuestra familia Consolata que está conformada por sacerdotes y hermanos, hermanas, laicos y jóvenes misioneros. La Asamblea fue clausurada con la celebración eucarística animada por la Pastoral Afrocaleña, presidida por el P. Venanzio, y con la renovación del compromiso misionero de cada LMC. Como es propio del espíritu caleño, vivimos un verdadero encuentro festivo, donde agradecemos a toda la comunidad de Cali por la acogida y preparación de esta 13ª Asamblea. La próxima Asamblea será los días 1 y 2 de julio de 2017, en Bogotá. Fotos en el facebook: Primer Día / Segundo Día

(Escrito por P. Julio Caldeira, imc / Fotos: Diana Benítez y Diana Arango)

Año de la misericordia, decenio internacional para los afrodescendientes y la acción evangelizadora de la Iglesia católica en medio del pueblo negro en el continente

DSC_0034 Artículo escrito por el P. Venanzio Mwangi, IMC, publicado por la “Revista Medellín” No.164 (Publicación del CEBITEPAL, especializada en temas biblicos, teologicos, sociales y pastorales), donde dedica 15 paginas a un tema considerado ser un aporte a la reflexión bíblica, teológica, pastoral y social entorno al “Año de la misericordia, decenio internacional para los afrodescendientes y la acción evangelizadora de la Iglesia católica en medio del pueblo negro en el continente”. Descargue aquí: Revista Dimensión Misionera

PRIMERAS ACTIVIDADES DE LA ESCUELA DE LIDERAZGO JUVENIL MISIONERO

Resumen de los primeros cuatro días de la ELJM *  La Escuela de Liderazgo Juvenil Misionero (ELJM), que se está llevando a cabo del 24 de Junio al 04 de Julio en Bucaramanga es una de las propuestas de la Animación Misionera, Juvenil y Vocacional (AMJV) de los Misioneros de la Consolata en Colombia, con la cual se pretende tener un espacio en el que se brinden herramientas formativas, espirituales y pastorales a 130 jóvenes líderes de diferentes partes de Colombia que llevan procesos pastorales y de liderazgo en sus iglesias locales, colegios, universidades o que simplemente tienen en el corazón el llamado a poner en salida misionera su vida y a la iglesia. Pero… ¿Para qué una Escuela de Liderazgo Juvenil Misionera? Esta pregunta se hizo el primer día de encuentro, reflexionando que la iglesia está sosa y debe ponerse en salida misionera, siendo que los jóvenes necesitan propuestas y el mundo necesita salvación. En este día el P. Giovanni Torres realiza el curso “la Iglesia y su misión en el mundo”, explicando los puntos que lo determinan: partiendo de la realidad, iluminando con el proyecto de Dios y la propuesta del papa Francisco de que la iglesia se ponga en salida misionera para llevar a un nuevo camino del Evangelio al estilo de Jesús. Por la tarde se realizó la “yamislana” (construcción comunitaria), con la dinámica “Apocalipsis”, donde el objetivo principal era crear situaciones y recursos que generaran la salvación del mundo por parte de los sobrevivientes de una catástrofe. Con la Celebración Eucarística presidida por el P. Giovanni, ofrecimos en las manos de Dios estos días de encuentro. Por la noche los jóvenes salieron a la calle “a hacer lío”, compartiendo con los habitantes del barrio Mutis. La gran conclusión del primer día es que el trabajo comunitario es prevalente al individual porque es el que hace llevar a la iglesia a salir misioneramente. 13502850_1052120244824165_635087250087329783_o   13502705_1052133558156167_1337260066770009019_o   13558708_1052119518157571_7123402057379205703_o13528131_1052132304822959_6037900668221592966_o  13517555_1052130894823100_2504078251030509140_o  13528411_1052126078156915_4354110156320570856_o 13528252_1052135251489331_3882406730878868586_o   13558684_1052135991489257_8128786709189909172_o __________________________________________________________________________________ El segundo día empieza con el primer momento espiritual “el encuentro con Jesús” y se hace una gran pregunta: ¿dónde se puede encontrar a Jesús?; transcurrida esta experiencia identificamos los rostros de Jesús en el otro, en el pobre, en el Evangelio, en la oración y en la Eucaristía. Seguidamente se inicia el taller “lógicas juveniles y la pastoral de la iglesia”, cuestionando, desde la realidad pastoral de los participantes, y señalando en cada una, donde se encuentra el hermano y los desafíos. Se comparten seminarios, donde los jóvenes buscan reflexionar la práctica misionera desde la realidad del mundo actual (Escuela de Discipulado y Misión; Misión Mundo-Humanidad; La familia humana y la casa común; el proyecto personal de vida; la pastoral de la Iglesia en salida misionera). Por la noche salimos a vivir la experiencia de “Aguapanelazo Bucaramanga”, motivados por la propuesta de Jesús del pan partido que debe ser compartido y repartido, este proyecto busca el acercamiento con  los habitantes de calle por medio de un vaso de aguapanela y pan. 13497765_1052145818154941_4294478812734834685_o   13502521_1052147738154749_975286177390221829_o   13443041_1052147158154807_1990910851661999649_o 13498133_1052149544821235_6520012147810795291_o (1)    13528384_1052150244821165_8254672852582930560_o   13558620_1052150301487826_6698464759966176459_o ________________________________________________________________________________ A partir del tercer día la escuela empiezan las mesas de creación para reconocer, crear propuestas y realizar acciones concretas. Iniciamos la jornada con la Celebración Eucarística presidida por el P. Julio Caldeira. Se  realizó otra “yamislana” para reconocer el “contraste entre la Iglesia sosa y la Iglesia en salida” y una mesa de creación acerca de “la pastoral de la Iglesia en salida”, donde se definieron y realizamos algunas experiencias concretas de animación misionera: en los semáforos, con los niños, en los parques y en el centro comercial; visitando las familias, el hospital, el comercio local, algunas autoridades locales e iglesias evangélicas; y la transmisión en vivo de la radio misión online. 13483392_1053436041359252_8412085270014264441_o    13495670_1053446918024831_451617241575557800_o     13498027_1053433511359505_5519651384961280652_o

Encuentro de Animadores Indígenas de la frontera Colombia-Ecuador-Perú

¡ANIMADORES Y ANIMADORAS DE LAS FRONTERAS, MISERICORDIOSOS COMO EL PADRE! animadores fronteras 1Del 21 al 25 de mayo de 2016 en la población de Puerto Leguízamo Putumayo-Colombia; se dieron cita 75 animadores y animadoras que mas allá de venir de diversos países: Perú, Ecuador, Colombia; de diversas etnias: Kichua, Shuar, Siona, Murui, Muina, Inga, Witoto; de diversos Vicariatos: San José del Amazonas, San Miguel de Sucumbios y Puerto Leguízamo- Solano;  los une un mismo territorio: la Amazonia; una misma fuerza: corazón Indígena; un misma agua que no divide sino que une fronteras: el río Putumayo; un mismo Espíritu: Dios Padre-Madre, Hijo, Espíritu Santo encarnado en las diversas culturas y en ella en la Amazonia, soplando Vida en Abundancia; y una misma misión: continuar descubriendo en sus vidas al Dios de la Vida que los impulsa y anima a ser catequistas en sus comunidades  siendo  testigos del Amor de Dios. Así el Vicariato de Puerto Leguízamo-Solano en coordinación con las otras dos Iglesias ya mencionadas, se dieron a  la tarea de gestionar, organizar y desarrollar el tercer encuentro tri- fronterizo bajo el lema: ¡animadores y animadoras de las fronteras, Misericordiosos como el Padre!; presidido de los encuentros anteriores -Junio y Diciembre de 2015- ¡animadores y animadoras de las fronteras, con Jesús siempre adelante! y ¡animadores y animadoras  de la Amazonía, ve, y haz tu lo mismo!. El gran protagonista de este encuentro sin duda fue el Espíritu,  ya que no solo movió corazones y buenas intenciones; también empujó a los y las catequistas que llamamos “animadores y animadoras” a dejar esposos, esposas, hijos, hijas, madre, padre, trabajo, chagra (terreno en donde se cultiva) y se embarcaran por aguas del río Putumayo  hasta por cinco días  para llegar felizmente a Puerto Leguízamo, sede del Vicariato que lleva su nombre  el pasado sábado 21 de mayo. Los agentes y el centro pastoral los acogieron por cuatro días, con el objetivo de reflexionar el valor Evangélico de la Misericordia; a fin de que lo hicieran vida en sus comunidades y entorno.  Todo  ello   en  un ambiente  de  familiaridad  en  donde  era  cotidiano   encontrarlos dialogando en torno a sus experiencias evangelizadoras dándose ánimo mutuamente y cayendo en cuenta que no estaban solos, pues las tristezas y dificultades de uno eran también dificultades y tristeza de otros. Adoptando el surco del ver, juzgar, actuar y celebrar; iniciamos nuestra navegación mirando en que consiste los acuerdos de paz en Colombia; paz que tendría que verse reflejada también en las fronteras, lugares que no han sido ajenas al conflicto. Pero también miramos como nuestras comunidades desde sus usos y costumbres  son gestores de paz; aunque en muchas ocasiones se ven contaminadas por la violencia y el odio. Posteriormente iluminamos toda esta realidad desde dos reflexiones: Misericordiosos como el Padre, y un segundo tema titulado: María, modelo de compasión, misericordia  y Consuelo para el animador y la animadora. De ello se llegó a la conclusión  que todo seguidor de Jesucristo, tendrá que encarnar las entrañas  del Padre-Madre que nos ama de manera gratuita e incondicional quitando nuestros miedos y culpas (Lc 15, 11-32). Para dar misericordia hay que experimentarla de la mano de Dios; por ello se reflexionó sobre el sacramento de la Confesión y el año jubilar; y posteriormente todos y todas entraron por la puerta de la misericordia  que Mons. Joaquín Humberto Pinzón abrió. Gracias a un nutrido número de sacerdotes y obispos invitados (Mons. Celmo Lazzari,  Vicario apostólico de San Miguel de Sucumbios y Mons. Francisco Javier Múnera,  Vicario  apostólico de San Vicente del Caguán)  también los animadores y animadoras pudieron  vivir el sacramento de la reconciliación seguido de la Eucaristía  precedida por Mons. Celmo. Finalmente recogiendo el encuentro mediante el tema “no tengas miedo, anuncia desde y con misericordia”, iluminados desde los personajes bíblicos del Profeta Jonás y el Apóstol Pablo; llegaron a la conclusión  que sus grandes temores son: no responder fielmente a su misión, no ser escuchados, equivocarse en las explicaciones y ser burlados por ello, ser callados por grupos armados, que sus comuneros se vallan a otros credos religiosos, que sus parejas los abandonen, que ellos sean infieles en su matrimonio, no tener seguridad frente a la comunidad, miedo al rechazo y a la crítica, miedo a ser un mal ejemplo. Pero también  se comprometieron con Dios y con sus comunidades a aceptar el Llamado, a no desfallecer, a ser constantes, a comprometerse de corazón por el bien comunitario pidiendo fortaleza al Señor, tener misericordia y si tropiezan levantar y echar para adelante con mas valor y entusiasmo.  Se comprometieron a tomar buena decisión, a reunir sus comunidades los días Domingos para celebrar la lectura de Palabra, investigar sus propias culturas a fondo, tener paciencia y mucha Fe para ser compasivos -misericordiosos y orar por los demás . El cierre del encuentro fue hecho por el cardenal Fernando Filoni, prefecto de la congregación para la evangelización de los pueblos, quien dio ánimo a los animadores y animadoras diciendo que un papá se siente muy contento cuando visita a los hijos mas lejanos; y él se sentía feliz de encontrarse con ellos. Recordó que la tarea del animador es responder al mandato de Jesús de ir a todos los confines de la tierra llevando el Evangelio y agradeció por el testimonio de fe de los catequistas que venían desde muy lejos y que daban ejemplo de ser Iglesia Católica, es decir Iglesia Universal, pues es grandioso ver reunida en un territorio la Iglesias de tres países. Finalmente dijo “vengo a nombre del papa a visitar a sus hijos, porque son mis hijos amados de la Amazonia que están en el corazón de la Iglesia. Este e del mensaje que les invito llevar a sus comunidades”. ¡Animadores y animadoras de las fronteras, Misericordiosos como el Padre!… Galería de fotos: Fotos del Encuentro
POR: José Fernando Flórez Arias, imc
animadores fronteras